logo-mini
13

Consejos Utiles

Hipertiroidismo: qué es y cómo tratarlo
¿Qué es el hipertiroidismo?


Hipertiroidismo o enfermedad de la tiroides hiperactiva quiere decir que su glándula tiroides produce y libera demasiada hormona tiroidea. La tiroides es una glándula que se localiza en la parte frontal (anterior) del cuello, justo debajo de la manzana de Adán. Esta glándula produce hormonas que controlan el metabolismo, es decir el ritmo de sus procesos corporales. El metabolismo incluye cosas tales como la velocidad de los latidos de su corazón (frecuencia cardiaca o pulso) y qué tan rápido uno quema calorías.

El hipertiroidismo puede afectar su metabolismo. También puede causar nerviosismo, aumento de la transpiración (sudoración), latidos acelerados del corazón, temblores en las manos, dificultad para dormir y pérdida de peso.
¿Qué causa el hipertiroidismo?
En más del 70 % de casos la causa del hipertiroidismo es un trastorno auto-inmune llamado enfermedad de Graves. Normalmente, los anticuerpos que el sistema auto-inmune produce ayudan a proteger el cuerpo contra virus, bacterias y otras substancias extrañas para el mismo. Una enfermedad auto-inmune es cuando su sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan los tejidos y órganos de su propio cuerpo. En la enfermedad de Graves los anticuerpos que el sistema inmunitario produce estimulan la glándula tiroides haciéndola producir demasiada hormona. Los médicos creen que la enfermedad de Graves es hereditaria. Es más común entre mujeres jóvenes.

Dos causas adicionales y comunes de hipotiroidismo incluyen:
• Nódulos tiroideos hiperactivos. Uno o más nódulos o abultamientos en la tiroides crecen y aumentan su nivel de actividad de tal manera que producen demasiada hormona.
• Tiroiditis. Un problema del sistema inmunitario o una infección viral hace que la glándula tiroidea se inflame y produzca hormona tiroidea en exceso, la cual se escapa al torrente sanguíneo.
¿Cuáles son los síntomas del hipertiroidismo?
El hipertiroidismo usualmente comienza lentamente, por lo tanto, los síntomas pueden confundirse con estrés u otros problemas de salud. Puede causar una variedad de síntomas; incluso:
• Pérdida de peso
• El corazón late rápidamente, irregularmente o fuertemente.
• Nerviosismo, ansiedad o irritabilidad
• Temblores de las manos y los dedos
• Cambios en los patrones de flujo menstrual (usualmente un flujo menor, períodos menos frecuentes) en la mujer.
• Mayor sensibilidad al calor
• Aumento de la transpiración (sudor)
• Cambios en los patrones de motilidad intestinal (defecación)
• Una glándula tiroides agrandada (se conoce con el nombre de bocio) que puede verse como hinchazón en la base del cuello.
• Fatiga
• Debilidad muscular
• Dificultad para dormir
• Aumento del apetito
Las personas en estado de edad avanzada pueden presentar síntomas más sutiles tales como un aumento de la frecuencia cardiaca (aceleración de los latidos del corazón), aumento de la transpiración y una tendencia a sentirse más cansados al realizar actividades normales.

Si la causa de su hipertiroidismo es la enfermedad de Graves, usted también puede tener oftalmopatía, es decir, un trastorno que afecta la vista. Estos síntomas pueden aparecer antes, después o al mismo tiempo que los síntomas de hipertiroidismo. En la oftalmopatía de Graves los músculos detrás de los ojos se hinchan y empujan los globos oculares hacia afuera. Con frecuencia, los ojos se proyectan más hacia adelante de lo que es su posición normal. La superficie frontal de los globos oculares se reseca, enrojece y se hincha. Usted puede notar un lagrimeo o malestar excesivo en los ojos, sensibilidad a la luz, visión borrosa o doble y menos movimiento del ojo
¿Cómo saber si tengo hipertiroidismo?
Si usted tiene síntomas de una tiroides hiperactiva su médico le revisará para ver si su glándula tiroides está agrandada, su pulso acelerado, su piel húmeda, si hay cambios en sus ojos, y si le tiemblan las manos o los dedos ligeramente. El diagnóstico puede confirmarse con pruebas de sangre que miden la cantidad de hormona tiroidea en su sangre.

Si sus muestras de sangre indican que su tiroides está hiperactiva, el médico le puede hacer una ecotomografia de la tiroides para ver si toda la tiroides está afectada (esto indica enfermedad de Graves) o si usted tiene nódulos tiroideos hiperactivos o tiroiditis.

¿Existen algunas complicaciones que yo debería saber?
Sin tratamiento, el hipertiroidismo puede ocasionar otros problemas de salud. Estos incluyen:

• Problemas del corazón. Puede ocasionar una frecuencia cardiaca acelerada, un trastorno del ritmo cardiaco (llamado una fibrilación auricular) o insuficiencia cardiaca congestiva.
• Huesos quebradizos (la condición se conoce como osteoporosis). El exceso de hormona tiroidea puede interferir con la capacidad que su cuerpo tiene para incorporar el calcio dentro de los huesos. Asegúrese de obtener suficiente calcio en la dieta para preven ir la osteoporosis.
• Problemas oculares por causa de la enfermedad de Graves como oftalmopatía. Para aliviar los síntomas de la oftalmopatía de Graves:  
• Póngase compresas frías sobre los ojos
• Use lentes para el sol
• Use gotas lubricantes
• Eleve la cabecera de su cama para disminuir el flujo de sangre hacia su cabeza.
• Piel enrojecida e hinchada en las pantorrillas y pies por causa de la enfermedad de Graves. Trate de usar cremas con hidrocortisona que no requieran receta médica para aliviarse.
• Crisis por tirotoxicosis. Un empeoramiento súbito del hipertiroidismo que ocasiona fiebre, elevación del pulso e incluso delirio cuyos síntomas pueden incluir disminución del estado de consciencia y claridad mental, inquietud y agitación. Si esto ocurre vaya a ver al médico enseguida.

 

 

Hipotiroidismo
¿Qué es hipotiroidismo?

Hipotiroidismo, o actividad tiroidea deficiente, significa que su glándula tiroides no está produciendo suficientes hormonas. La tiroides es una glándula que se localiza en la parte frontal (anterior) del cuello, justo debajo de la manzana de Adán. Esta glándula produce hormonas que controlan el metabolismo, es decir el ritmo de sus procesos corporales. El metabolismo incluye cosas tales como la velocidad de los latidos de su corazón (frecuencia cardiaca o pulso) y qué tan rápido uno quema calorías. Las mujeres, especialmente aquellas mayores de 50 años de edad, tienen mayor probabilidad de padecer hipotiroidismo que los hombres. Si no se trata, el hipotiroidismo puede causar obesidad, dolor en las articulaciones, infertilidad y enfermedad del corazón.
¿Qué causa el hipotiroidismo?
La causa más común de hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune llamada tiroiditis de Hashimoto. Normalmente, los anticuerpos que el sistema autoinmune produce ayudan a proteger el cuerpo contra virus, bacterias y otras substancias extrañas para el mismo. Una enfermedad autoinmune es cuando su sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan los tejidos y órganos de su cuerpo. En la tiroiditis de Hashimoto, los anticuerpos atacan la tiroides, y previenen que ésta produzca suficientes hormonas.

Otras causas comunes del hipotiroidismo incluyen:
• Tratamiento para hipertiroidismo, es decir, para la condición en la cual el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea
• Terapia de radiación (radioterapia)
• Cirugía de la tiroides
• Ciertos medicamentos

Otras causas menos comunes de hipotiroidismo incluyen:
•   Enfermedad congénita:   aproximadamente 1 de cada 3.000 lactantes en los Estados Unidos de Norteamérica nacen con un defecto en la tiroides o sin tiroides. La mayoría de los estados requieren que en todos los recién nacidos se evalúe la presencia de problemas de tiroides.
•   Trastorno de la hipófisis:   la hipófisis (llamada también glándula pituitaria) produce una hormona estimulante de la tiroides (tirotropina) que le indica a la glándula tiroides cuánta hormona tiroidea debe producir. Un trastorno de la glándula pituitaria puede impedir que esta glándula produzca la cantidad correcta de hormona estimulante de la glándula tiroidea.
•   Embarazo:   algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo durante o después del embarazo puesto que sus cuerpos producen anticuerpos que atacan la glándula tiroidea. Si esta condición no se trata, el hipotiroidismo puede poner en peligro la salud tanto de la madre como del bebé.
•   Deficiencia de yodo:   el yodo es un oligoelemento que el cuerpo usa para producir hormonas tiroideas. La deficiencia de yodo puede impedir que el cuerpo pueda producir suficiente hormona tiroidea. En los Estados Unidos de América, a la sal de mesa se le ha añadido yodo para asegurarse de que todo el mundo obtenga una cantidad suficiente de este oligoelemento.

Usted tiene mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo si usted:
• Tiene un familiar cercano que padece una enfermedad autoinmune,
• Ha sido tratado con yodo radioactivo o con medicamentos anti-tiroideos,
• Ha recibido radioterapia en su pecho o en la parte superior de su pecho o si
• Se ha sometido a una cirugía de la tiroides anteriormente
¿Cuáles son los síntomas de hipotiroidismo?
Los síntomas de hipotiroidismo tienden a presentarse lentamente. Estos pueden ser distintos entre caso y caso. Los síntomas iniciales incluyen fatiga leve y pereza. A medida que su metabolismo se hace más lento usted puede presentar otros síntomas:
• Mayor sensibilidad al frío
• Estreñimiento
• Piel pálida y reseca
• Cara hinchada
• Voz ronca
• Nivel elevado de colesterol en sangre
• Aumento de peso inesperado
• Dolores, calambres, sensibilidad al tacto o rigidez muscular
• Dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones
• Períodos menstruales más fuertes de lo normal
• Depresión
• Agrandamiento visible de la glándula tiroides
• Cabello y uñas quebradizas
• Olvido


¿Los niños pueden tener hipotiroidismo?
Cualquier persona puede presentar esta condición incluso lactantes y adolescentes.

Los bebés que nacen sin glándula tiroides, o con una glándula tiroides que no funciona bien, al comienzo no presentan muchos síntomas. Pueden presentar una tonalidad amarilla en la piel y en la parte clara de los ojos (ictericia), la cara hinchada, se pueden atorar o atragantar con frecuencia y pueden tener una lengua grande que se les sale ligeramente. A medida que la enfermedad progresa, los lactantes pueden tener dificultad para alimentarse y pueden no crecer y desarrollarse normalmente. También pueden tener estreñimiento, tono muscular disminuido (hipotonía) o estar demasiado soñoliento. Si no se trata, el hipotiroidismo en los lactantes puede conducir a retardo físico y mental. En los Estados Unidos de Norteamérica a los lactantes recién nacidos se les evalúa para detectar la presencia de hipotiroidismo antes de darles de alta del hospital.

Los niños y adolescentes que desarrollan hipotiroidismo tienen los mismos síntomas que los adultos, pero también pueden tener:
• Crecimiento muy lento
• Formación tardía de los dientes permanentes (segunda dentición)
• Pubertad tardía
• Desarrollo mental lento
¿Cómo saber si tengo hipotiroidismo?
Si usted tiene síntomas de una tiroides menos activa de lo normal, su médico le hará pruebas de sangre para medir los niveles de hormona tiroidea y de hormona estimulante del tiroides.

Algunos médicos recomiendan evaluar a las mujeres mayores de edad para determinar la presencia de hipotiroidismo durante el examen físico anual de rutina. También, algunos recomiendan que la prueba se les haga a las mujeres embarazadas y a las que están pensando en quedar embarazadas.
¿Existen algunas complicaciones que yo debería saber?
Sin tratamiento, el hipotiroidismo puede ocasionar otros problemas de salud. Estos incluyen:
• Bocio. el hipotiroidismo puede hacer que su glándula tiroides aumente de tamaño, creando una masa hinchada en el cuello que se conoce con el nombre de bocio. El bocio puede afectar su apariencia e incluso puede hacer que le sea difícil tragar o comer.
• Un aumento en el riesgo de enfermedad del corazón. una tiroides con un nivel de actividad menor de lo normal hace que los niveles de colesterol “malo” (colesterol LDL) sean altos.
• Problemas de salud mental. La depresión que cursa con el hipotiroidismo puede empeorar con el tiempo, especialmente si la persona no recibe tratamiento.
• Mixedema. una condición rara y potencialmente mortal caracterizada por una sensibilidad exagerada al frío, somnolencia seguida de pereza extrema que conduce a la pérdida del conocimiento e incluso al coma.
Defectos (anomalías) congénitos. Las madres que tienen hipotiroidismo y no reciben tratamiento pueden dar a luz a bebés con defectos congénitos.
Infertilidad. Los niveles hormonales bajos pueden hacer que a una mujer con hipotiroidismo se le dificulte quedar en embarazo.

 

 

Antibióticos: cuándo pueden y cuándo no pueden ayudar
¿Qué son antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos fuertes que se usan para tratar infecciones, incluso infecciones que pueden causar la muerte. Pero los antibióticos pueden hacer más mal que bien cuando no se usan de la manera apropiada. Usted puede protegerse a si misma y a su familia sabiendo cuándo debe usar antibióticos y cuándo no los debe usar.

¿Los antibióticos funcionan contra todas las infecciones?  
No. Los antibióticos solamente funcionan contra las infecciones causadas por bacterias. Estos no funcionan contra ninguna infección causada por virus. Los virus causan resfriados, la gripe y la mayoría de toses y dolores de garganta.


¿Que es la "resistencia bacteriana"?  
Usualmente los antibióticos matan las bacterias o impiden que sigan creciendo. Sin embargo, algunas bacterias se han vuelto resistentes a antibióticos específicos. Esto significa que los antibióticos no funcionan más contra estas. Las bacterias se hacen resistentes más fácilmente cuando los antibióticos se usan con demasiada frecuencia o cuando no se usan correctamente; por ejemplo cuando el paciente no se toma todos los antibióticos que el médico le recetó.

Las bacterias resistentes algunas veces pueden tratarse con antibióticos distintos a los cuales la bacteria aún no ha desarrollado resistencia. Estos medicamentos pueden tener que darse intravenosamente (a través de una vena) en un hospital. Unos pocos tipos de bacterias resistentes no pueden tratarse.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mí mismo y a mi familia?
No espere que los antibióticos curen todas las enfermedades. No tome antibióticos para enfermedades virales tales como resfriados o la gripe. Con frecuencia, lo mejor que usted puede hacer es dejar que los resfriados y la gripe sigan su curso y solamente disminuir sus síntomas. A veces esto puede tomar dos semanas o más. Si su enfermedad empeora después de dos semanas llame a su médico. El médico le puede también dar consejo sobre lo que usted puede hacer para aliviar sus síntomas mientras su cuerpo combate contra el virus.

¿Cómo sé cuándo necesito antibióticos?  
La respuesta depende de qué es lo que le está causando la infección. Las siguientes son algunas pautas básicas:
• Resfriados y la gripe. Los virus causan estas enfermedades. Éstas no se pueden curar con antibióticos.
• Tos o bronquitis. Casi siempre los virus causan estas. Sin embargo, si usted tiene un problema con sus pulmones o una enfermedad que dura largo tiempo, una bacteria podría en realidad ser la causa. Su médico puede decidir tratar de usar un antibiótico.
• Dolor de garganta. La mayoría de los dolores de garganta son causados por virus y no necesitan antibióticos. Sin embargo, la faringitis por estreptococo es causada por una bacteria. Su médico puede determinar si usted tiene faringitis por estreptococo y puede recetarle un antibiótico.
• Infecciones de oído. Existen varios tipos de infecciones de oído- Los antibióticos se usan para algunas, pero no para todas las infecciones de oído.
• Infecciones de los senos nasales. Los antibióticos se usan con frecuencia para tratar las infecciones de los senos paranasales. Sin embargo, una nariz con mucosidad y un moco amarillo o verde no necesariamente significan que usted necesite un antibiótico.

¿Qué más debo saber?
Si su médico le receta un antibiótico a usted, asegúrese de tomarse todo el medicamento, incluso si se siente mejor después de un par de días. Esto disminuye la probabilidad de que queden bacterias en su cuerpo las cuales podrían potencialmente volverse resistentes a los antibióticos.

 

 

Colesterol: lo que usted puede hacer para disminuir su nivel
¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia serosa que su cuerpo utiliza para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. El hígado fabrica todo el colesterol que su cuerpo necesita. El colesterol también puede provenir directamente de la comida que usted ingiere; por ejemplo huevos, carnes y productos lácteos. El exceso de colesterol puede tener un impacto negativo sobre su salud.
¿Por qué un nivel alto de colesterol no es saludable?
A pesar de que algo de colesterol es necesario para la buena salud, el exceso de colesterol en su sangre puede aumentar su riesgo de tener un ataque al corazón o un derrame (embolia).

El colesterol en exceso en su sangre puede almacenarse en sus arterias, es decir en los vasos sanguíneos que llevan la sangre del corazón al resto de su cuerpo. La acumulación de colesterol dentro de sus arterias se conoce con el nombre de placa. Ésta hará que sus arterias se angosten y endurezcan lo cual se conoce con el nombre de arteriosclerosis. Los depósitos grandes de colesterol pueden bloquear por completo una arteria. Las placas de colesterol también se pueden rajar causando la formación de un coágulo de sangre que bloquea el flujo de la sangre.

Si una arteria que suministra sangre a los músculos de su corazón se bloquea esto puede causar un ataque al corazón (infarto). Si la arteria que le suministra sangre a su cerebro se bloquea, puede ocurrir un derrame cerebral también llamado embolia.

Factores de riesgo para enfermedad del corazón
• Haber tenido un ataque al corazón
• Ser hombre de 45 años o mayor
• Ser mujer de 55 años o mayor
• Ser una mujer que está pasando por la menopausia o que ha pasado por la menopausia
• Tener un familiar en primer grado (padre o hermano) que ha tenido enfermedad del corazón.
• Fumar cigarrillos
• Tener presión arterial (sanguínea) alta o diabetes
• Estar pasado de peso u obeso
• Ser inactivo

http://www.laboratorio5deabril.cl/imagenes/colesterol.jpg


¿Cuándo debo empezar a chequear mi nivel de colesterol?
Usted no puede saber si tiene el colesterol alto sin habérselo chequeado. Todos los hombres de 35 años de edad y mayores, y las mujeres de 45 años de edad y mayores con otros factores de riesgo para enfermedad del corazón deben chequearse el colesterol cada cinco (5) años. Si su nivel de colesterol es demasiado alto, o si usted tiene otros factores de riesgo para enfermedad del corazón (ver el cuadro que aparece arriba), es probable que tenga que chequeárselo antes y con mayor frecuencia.

¿Existen diferentes tipos de colesterol?
Sí. El colesterol viaja a través de la sangre en diferentes tipos de conjuntos llamados lipoproteínas.

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) liberan colesterol en el cuerpo. Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) remueven el colesterol del torrente sanguíneo.

Esto aclara porqué demasiado colesterol LDL es malo para el cuerpo y por qué un nivel alto de colesterol HDL es bueno. El balance entre los distintos tipos de colesterol indica lo que su nivel de colesterol significa (ver el cuadro que aparece abajo).

Por ejemplo, si su nivel de colesterol total es alto porque su nivel de colesterol LDL es alto, usted puede tener un riesgo alto de tener un ataque al corazón o un derrame. Si su nivel total de colesterol es alto debido solamente a un nivel alto de colesterol HDL, usted probablemente no tiene un riesgo alto.
Nivel de colesterol total
• Menos de 200 es lo mejor
• 200 a 239 está al borde de un nivel alto.
• 240 o más significa que usted tiene un riesgo más alto de tener enfermedad del corazón.

Niveles de colesterol LDL
• Por debajo de 100 es ideal para las personas que tienen alto riesgo de enfermedad del corazón.
• 100 a 129 está cerca del valor óptimo
• 130 a 159 está al borde de un nivel alto.
• 160 o más significa que usted tiene un riesgo más alto de tener enfermedad del corazón.

Niveles de colesterol HDL
• Menos de 40 significa que usted tiene un riesgo más alto de tener enfermedad del corazón.
• 60 o más reduce significativamente su riesgo de tener enfermedad del corazón.
¿Qué puedo hacer para mejorar mi nivel de colesterol?
Si usted tiene el colesterol alto, puede ser necesario que haga cambios en su estilo de vida. Si fuma, deje de hacerlo. Haga ejercicio regularmente. Si está pasado de peso perder entre 5 y 10 libras (2,3 a 4,5 kg) le puede ayudar a mejorar sus niveles de colesterol. Asegúrese de comer frutas, vegetales, granos integrales y pescado en abundancia; todos estos alimentos promueven la salud del corazón. Evite las grasas saturadas y trans que pueden elevar los niveles de colesterol. Además, limite su ingesta (consumo) de colesterol total a menos de 300 mg al día ó de 200 mg al día si usted tiene enfermedad del corazón.

¿Y con respecto al medicamento para reducir el colesterol?
Dependiendo de sus factores de riesgo, si comer saludable y hacer ejercicio no le ayuda a bajar su nivel de colesterol, su médico le puede sugerir que use medicamento.

 

 

 

¿Diabetes?

Si recién se entera de que tiene diabetes, probablemente tenga muchas preguntas y se sienta algo inseguro. Pero usted no es el único. En los Estados Unidos de Norteamérica casi 23,6 millones de personas tienen diabetes. La mayoría de estas personas llevan vidas plenas y saludables. Una de las mejores cosas que puede hacer por si mismo es aprender todo lo que usted pueda acerca de la diabetes. En este folleto encontrará algunos datos básicos sobre dicha enfermedad.

¿Qué es la diabetes?
Su cuerpo transforma la mayoría de la comida que usted come en una forma de azúcar llamada glucosa. La insulina es una hormona producida por el páncreas que permite que la glucosa entre a todas las células del cuerpo para usarla como fuente de energía.

La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando el cuerpo de una persona no fabrica suficiente cantidad de insulina, o no puede usar la insulina de la manera correcta. Cuando usted tiene diabetes, el azúcar se acumula en la sangre en lugar de moverse dentro de las células. Demasiada azúcar en la sangre puede causar problemas graves; incluso enfermedad del corazón y daño en los nervios y en los riñones.

Existen dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 se presenta cuando el cuerpo no produce nada de insulina. En la diabetes tipo 2 el cuerpo no produce suficiente insulina, o las células no reconocen la insulina. Casi el 95% de las personas diagnosticadas con diabetes tiene la diabetes tipo 2.
¿Qué puedo hacer para mantenerme sano si tengo diabetes?
A pesar de que la diabetes no se puede curar, usted todavía puede tener una vida larga y saludable. Lo más importante que puede hacer es controlar su nivel de azúcar en la sangre. Para ello, debe comer lo correcto, hacer ejercicio, mantener un peso saludable y, si es necesario, tomar medicamentos por boca o recibir insulina.

Coma una dieta saludable. La dieta recomendada para muchas personas que tienen diabetes es muy similar a la que se sugiere para todo el mundo: baja en grasa, baja en colesterol, baja en sal y baja en azúcar añadida. Con el objeto de mantener un nivel sano de azúcar en la sangre es importante comer por lo menos tres (3) veces al día y no saltarse nunca una comida.
Ejercicio. Hacer ejercicio ayudará al cuerpo a usar la insulina y a disminuir su nivel de azúcar en la sangre. También ayuda a controlar su peso, le da más energía y es algo bueno para su salud en general

Manteniendo un peso saludable. Perder el peso de más y mantener un peso saludable lo ayudará de dos maneras. Primero, esto ayuda a que la insulina funcione mejor en su cuerpo. Segundo, disminuirá su presión arterial al igual que su riesgo de tener enfermedad del corazón.

Tómese su medicamento. Si usted no puede controlar la diabetes con dieta, ejercicio y control del peso, es posible que el médico le recomiende un medicamento o insulina. Los medicamentos orales —se toman por boca— pueden hacer que su cuerpo produzca más insulina o ayudarlo a usar la insulina que usted fábrica de una manera más eficiente. Algunas personas tienen que añadirle insulina a su cuerpo mediante inyecciones de insulina, lápices para inyectar insulina, o bombas de insulina. Tome siempre sus medicamentos exactamente del modo en que su médico se los receta.

¿Cómo puedo chequear mi nivel de azúcar en la sangre?
Su médico puede sugerirle que usted evalúe el nivel de azúcar en la sangre —también llamado nivel de glucosa en sangre— en su hogar. Para evaluar el nivel de azúcar en la sangre, debe pincharse el dedo a fin de obtener una pequeña gota de sangre que colocará sobre una tira de prueba. Puede leer los resultados usted mismo, o puede insertar la tira en una máquina llamada medidor electrónico de glucosa. Los resultados le dirán si su nivel de azúcar en la sangre está dentro de un rango saludable o no.

Verifique su nivel de azúcar en la sangre con la frecuencia con que su médico se lo sugiera. Al principio, quizás deba evaluarlo con mayor frecuencia, hasta llegar a reconocer cómo cambia el nivel o qué es lo que produce el cambio.

¿Qué pasa si mi nivel de azúcar se baja demasiado?
Las personas que tienen diabetes pueden tener momentos en los cuales su nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Este nivel de azúcar bajo se conoce como hipoglicemia (hipoglucemia). Las señas de hipoglicemia incluyen lo siguiente:
• Sentirse demasiado cansado
• Bostezar con frecuencia
• Ser incapaz de hablar o pensar claramente.
• Perder la coordinación muscular
• Sudar
• Espasmos musculares
• Convulsiones
• Sentir súbitamente como que se va a desmayar
• Ponerse demasiado pálido
• Pérdida del conocimiento
Las personas que tienen diabetes deben llevar consigo en todo momento por lo menos 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida para usar en caso de hipoglicemia.

¿Qué problemas de salud puede causar la diabetes?
La diabetes puede ser una enfermedad peligrosa y capaz de causar la muerte si usted no controla su nivel de azúcar en la sangre. Con el tiempo, los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden dañar los ojos, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones. Aquí aparecen algunos de los problemas (también llamados complicaciones) que la diabetes puede causar.

Ceguera y pérdida de la visión (llamado retinopatía diabética: la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos pequeños en la retina lo cual puede causar pérdida de la visión e incluso ceguera.

Enfermedad del corazón: las personas que tienen diabetes tienen el doble de probabilidad de tener enfermedad del corazón y lesiones en los vasos sanguíneos del corazón. Esto aumenta su riesgo de sufrir un ataque al corazón y un derrame

Daño en los nervios y vasos sanguíneos (llamado neuropatía diabética): El daño a los vasos sanguíneos de las piernas puede limitar el suministro de sangre a los nervios de las piernas y los pies. Esto puede causar sensación de ardor, hormigueo y adormecimiento en las áreas afectadas que usualmente comienza en los dedos de los pies y luego se extiende a todo el pie. Esto también hace que sea difícil sentir lesiones, como úlceras en los pies. El daño a los vasos sanguíneos también puede exponerlo al riesgo de sufrir infecciones y úlceras que no cicatrizan. En los casos graves, quizás se deban amputar (cortar) partes del pie o de la zona inferior de la pierna.

Enfermedad renal (llamada nefropatía diabética): La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos pequeños de los riñones, los cuales pierden su capacidad para filtrar los desechos del cuerpo. En algunas personas, los riñones dejan de funcionar totalmente. Estas personas necesitan diálisis o un trasplante de riñón. La diálisis es un tratamiento que elimina los desechos presentes en la sangre.

Pero un dato bueno es que las complicaciones de la diabetes con frecuencia pueden prevenirse cuidando de si mismo, siguiendo las órdenes que su médico le da y controlando su nivel de azúcar en la sangre.

 

 

 

Hepatitis A

¿Qué es hepatitis A?

La hepatitis A es una enfermedad del hígado que causa el virus de la hepatitis A. Existen varias clases de virus de la hepatitis que pueden infectar el hígado. Cada virus de la hepatitis se ha nombrado usando una letra del alfabeto. Existen tres tipos principales: hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C. Usted puede contraer hepatitis A a partir de alimentos o agua contaminados, o a partir de una persona que esté infectada.
La hepatitis A causa inflamación del hígado que produce dolor e hinchazón.

¿Cómo afecta al hígado la hepatitis?
El hígado ayuda a degradar productos de desecho que están en la sangre. Cuando el hígado se inflama no funciona bien para deshacerse de estos productos de desecho. Cuando usted tiene hepatitis, comienza a acumularse en la sangre y en los tejidos un producto de desecho de la sangre llamado bilirrubina. La bilirrubina puede hacer que la piel y la parte blanca de los ojos de una persona con hepatitis se tornen de color amarillento. Esto se llama ictericia.

¿Cómo se transmite la hepatitis A?
La hepatitis A se transmite a través de la materia fecal. Usted puede infectarse a través del contacto directo con una persona infectada; por ejemplo, al cambiar un pañal o al tener contacto sexual, incluso si esa persona no tiene ningún síntoma. Usted también puede infectarse al comer comida contaminada o al tomar agua contaminada. El virus puede sobrevivir en las manos, en el agua y en la tierra.

¿Cómo voy a saber si tengo hepatitis A?
Los niños con esta enfermedad pueden no presentar ningún síntoma.

La mayoría de adultos con la enfermedad están enfermos durante ocho semanas y pierden aproximadamente 30 días de trabajo. Si usted tiene hepatitis A podría de repente darle fiebre o dolor de cabeza y sentirse cansado. Es posible que no quiera comer tanto como es usual y también puede sentir náuseas. Puede vomitar o tener dolor de estómago. Algunas personas con la enfermedad tienen escalofríos, dolores en los músculos y las articulaciones, tos, diarrea, estreñimiento o comezón en la piel.

A medida que la enfermedad avanza, su piel y la parte blanca de los ojos pueden tomar una tonalidad amarillenta (ictericia) y su materia fecal puede tener color blancuzco o color de arcilla. Es muy raro que esta enfermedad afecte el cerebro. Esto puede causar confusión, movimientos inusuales en los ojos y el cuerpo e incluso coma.

Su médico le puede hacer una prueba de sangre para ver si usted tiene hepatitis A.  
¿Durante cuánto tiempo podré contagiar la enfermedad?
Usted puede contagiar la enfermedad más fácilmente al poco tiempo después de haberse infectado y antes de presentar síntomas. Los adultos que de otro modo están sanos dejan de ser contagiosos dos semanas después de que la enfermedad comienza. Los niños y las personas con un sistema inmunitario debilitado pueden contagiar la enfermedad durante seis meses.

¿Cómo puedo evitar que me dé hepatitis A?
Pregúntele a su médico acerca de la vacuna contra la hepatitis A. La vacuna es segura para cualquier persona mayor de dos años y brinda protección hasta por 20 años.

Lávese sus manos con agua tibia y jabón antes y después de cocinar, después de usar el baño y después de cambiar pañales.

Lave las frutas y vegetales cuidadosamente antes de comerlos y evite comer carne de res y pescado que estén crudos o que no estén bien cocidos.

Si usted entra en contacto con alguien que tiene hepatitis A y usted nunca ha sido infectado por este virus, o si no se ha puesto la vacuna, deber ir a ver a su médico enseguida. El médico le puede poner una vacuna que le ayudará a evitar que usted se enferme.

 

Hepatitis B

¿Qué es hepatitis B?
Hepatitis B es una infección del hígado por causa del virus de la hepatitis B. La hepatitis B es una infección en el hígado de larga duración que algunas veces puede ocurrir después de un ataque de hepatitis B aguda o de corta duración.

¿Cómo contrae una persona hepatitis B?
El virus que causa la hepatitis B se propaga a través del contacto con sangre infectada o con otros líquidos corporales de las personas que tienen hepatitis B. Por ejemplo, usted puede contraer hepatitis B al tener sexo sin protección con una persona que está infectada.

Las personas que se inyectan drogas de abuso pueden contraer hepatitis B al compartir jeringas con alguien que está infectado con el virus. Los trabajadores del cuidado de la salud, tales como enfermeros, técnicos de laboratorio y médicos pueden contraer estas infecciones si se pinchan accidentalmente con una aguja que se usó en un paciente infectado.

Las mujeres embarazadas que están infectadas con el virus de la hepatitis B también pueden transmitirles el virus a sus bebés.

La hepatitis B no puede transmitirse a través del contacto casual. Por ejemplo, usted no puede contraer hepatitis B por abrazar o saludar dándole la mano a alguien que está infectado.

¿Cuáles son los síntomas de hepatitis B aguda?
Síntomas de hepatitis B:
• náuseas
• vómito
• pérdida del apetito
• dolor abdominal
• ictericia; la piel toma una tonalidad amarilla
• debilidad
• fatiga
• orina de color oscuro; puede verse como té
Los síntomas de la hepatitis B varían desde leves hasta graves. Si usted tiene un caso leve de hepatitis es posible que usted ni se dé cuenta de que la tiene. Puede que no le cause síntomas o que solamente le cause síntomas similares a los de una gastroenteritis viral, también llamada "gripe estomacal."

¿Cuál es la diferencia entre hepatitis B aguda y hepatitis B crónica?
Cuando usted está sintiendo los primeros síntomas esto se conoce como hepatitis aguda. La hepatitis aguda dura seis semanas o menos. La mayoría de las personas se recuperan de la infección y no tienen problemas durante períodos de tiempo prolongados.

La hepatitis B se puede convertir en una enfermedad que dura un tiempo largo. Esto se conoce con el nombre de hepatitis B crónica. Ésta dura seis meses o más. La hepatitis crónica ocurre cuando la enfermedad aguda ha causado lesión permanente del hígado. La hepatitis crónica aparece en un 10 a 20 % de las personas que tienen hepatitis B.
¿Cuáles son las complicaciones de la hepatitis B crónica?
La gente con hepatitis B crónica puede no tener ningún síntoma. En algunas personas, la hepatitis crónica puede evolucionar a cirrosis hepática. La cirrosis ocurre cuando las células hepáticas mueren y son remplazadas por tejido fibrótico y grasa. Las áreas del hígado lesionadas dejan de funcionar y no pueden eliminar los productos de desecho corporales. Las etapas tempranas de la cirrosis pueden no presentar síntomas, pero los siguientes síntomas pueden aparecer a medida que la cirrosis empeora y que la lesión se expande a más áreas del hígado:
• pérdida de peso
• fatiga
• ictericia
• náuseas
• vómito
• pérdida del apetito
La cirrosis puede evolucionar a insuficiencia hepática e incluso a cáncer del hígado.

Si usted tiene hepatitis B, también es susceptible a padecer hepatitis D (conocida como hepatitis o virus delta). La hepatitis D únicamente puede ocurrir en personas que ya tienen hepatitis B. Ésta puede hacer que los síntomas de su hepatitis B o la enfermedad del hígado empeoren. Ésta se propaga a través del contacto con sangre infectada o con otros líquidos corporales de personas que tienen hepatitis D.
¿Cuánto se toma para que se desarrolle una hepatitis B crónica después de tener una hepatitis B aguda?
El tiempo que transcurre entre una hepatitis aguda y la aparición de señas de una hepatitis B crónica varía. Se puede tomar un tiempo corto, o pueden pasar años después de una infección aguda, antes de que aparezca una hepatitis B crónica.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?
Para diagnosticar la hepatitis B se utilizan pruebas de sangre. Las pruebas de sangre pueden indicarle a su médico si el hígado está o no está funcionando bien, y también se pueden usar para monitorizar su condición durante el tratamiento.  
Es posible que su médico quiera hacer una exploración de su hígado mediante un
examen de ultrasonido o de rayos x. Una biopsia del hígado puede también ser necesaria. En una biopsia hepática un pequeño pedazo de hígado es extraído a través de una aguja y observado bajo el microscopio. La biopsia del hígado puede ayudarle al médico a diagnosticar su enfermedad y a ver directamente la condición de su hígado.

¿La hepatitis B puede prevenirse?
La mejor manera de prevenir la hepatitis B es no tener sexo sin protección; es decir, usar un condón, y evitar el uso compartido de jeringas.

Existe una vacuna para prevenir la hepatitis B. En la actualidad, esta vacuna se le pone a todos los lactantes (niños menores de un año)durante el primer año de vida. La vacuna es segura y requiere tres inyecciones durante un período de seis meses. Esta vacuna se debe dar a las personas que tienen alto riesgo de contraer esta enfermedad, tales como los profesionales del cuidado de la salud, todos los niños, los que usan drogas de abuso, las personas que se hacen tatuajes o se colocan aretes en el cuerpo (piercing) y aquellos con múltiples parejas sexuales.

 

 

Hepatitis C

¿Qué es hepatitis C?
Hepatitis C es una inflamación del hígado. La inflamación causa sensibilidad al tacto e hinchazón. La hepatitis puede ser causada por muchas cosas. Beber demasiado alcohol, abusar de drogas y usar ciertos medicamentos pueden causar hepatitis. Muchos virus pueden causar hepatitis también.

Existen dos clases principales de hepatitis; hepatitis aguda y hepatitis crónica. Cuando una persona tiene hepatitis el hígado se inflama súbitamente. Esto se conoce como hepatitis aguda. Si usted tiene hepatitis aguda usted puede tener náusea, vómitos, fiebre y dolores en el cuerpo. O puede no tener síntomas. La mayoría de las personas se repone de la inflamación aguda en unos pocos días o semanas. Sin embargo, algunas veces la inflamación no desaparece. Cuando la inflamación no desaparece la persona tiene hepatitis crónica.
¿Cómo afecta al hígado la hepatitis?
El hígado ayuda a descomponer productos de desecho que están en la sangre. Cuando el hígado se inflama no hace un buen trabajo en deshacerse de estos productos de desecho. Cuando el hígado no funciona adecuadamente un producto de desecho en la sangre llamado bilirrubina comienza a acumularse en la sangre y en los tejidos. La bilirrubina hace que la piel de la persona con hepatitis tome un tinte entre amarillo y anaranjado. Esto se llama ictericia. La bilirrubina y otros productos de desecho también pueden causar comezón, náusea, fiebre y dolores corporales.

Varios virus pueden infectar el hígado. Cada virus de la hepatitis se ha nombrado usando una letra del alfabeto. Existen tres tipos principales: hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C. La hepatitis C usualmente se transmite a través del contacto con productos derivados de la sangre; como por ejemplo un pinchazo accidental con una aguja sucia (usada), al usar drogas intravenosas y compartir agujas o haber recibido una transfusión sanguínea antes de 1992. La mayoría de las personas no se sienten enfermas al principio cuando se infectan con el virus de la hepatitis C. En vez de eso, el virus permanece en el hígado y ocasiona inflamación crónica del mismo.

La mayoría de las personas que se infectan con el virus de la hepatitis C no tienen ningún síntoma durante años. A pesar de ello, la hepatitis C es una enfermedad crónica; es decir, no desaparece. Si usted tiene hepatitis C, necesita que un médico le haga un seguimiento continuo pues esto puede conducir a una enfermedad del hígado llamada cirrosis y a cáncer del hígado.

Nunca he usado drogas intravenosas ni me he pinchado con una aguja sucia.

¿Cómo contraje hepatitis C?
Muchas veces la causa de la hepatitis C nunca se descubre. Este virus se puede transmitir a través del sexo. También se puede transmitir de una persona a otra al vivir en la misma casa con una persona que tiene hepatitis C. Compartir afeitadoras o cepillos de dientes puede transmitir el virus de la hepatitis C. También se puede transmitir a través de agujas para tatuajes. Una madre se lo puede transmitir a su bebé que aún no ha nacido. Todas estas formas de contraer hepatitis C no son comunes pero pueden ocurrir.
¿Le podría transmitir yo hepatitis C a alguien más?
Si, con base en el conocimiento que tenemos, una vez que usted tiene hepatitis C, siempre se la puede transmitir a alguien más. Si usted tiene hepatitis C no puede donar sangre. Debe evitar compartir objetos personales tales como afeitadoras y cepillos de dientes. Siempre use un condón cuando tiene sexo. Si usted tiene hepatitis C sus parejas sexuales deben hacerse la prueba para ver si también la tienen.

Hable con su médico primero si desea tener hijos. Este virus no se transmite fácilmente por medio del contacto sexual o de una madre a su bebé que aún no ha nacido. Si usted está tratando de tener un bebé no tenga sexo durante su ciclo menstrual puesto que el virus de la hepatitis C se transmite más fácilmente en la sangre menstrual.

¿Existe una vacuna contra la hepatitis C?
No, no para la hepatitis C. Existen vacunas para la hepatitis A y para la hepatitis B. Si usted tiene hepatitis C, su médico puede querer que le pongan la vacuna para la hepatitis B y probablemente la de la hepatitis A, si es que usted aún no tiene estos virus. Si tiene hepatitis C es más probable que usted contraiga hepatitis A ó hepatitis B y esto ocasionaría más daño en su hígado.

 

 

Sífilis

¿Qué es la sífilis?
Sífilis es una infección grave que se transmite de persona a persona durante el contacto sexual. El agente causal es una bacteria (germen). Usted puede contraer sífilis al tocar la sangre o las úlceras de una persona que tiene sífilis; especialmente úlceras en la boca, pene, vagina o ano (la apertura del recto) de la persona.
¿Cuáles son los síntomas de la sífilis?
La primera etapa de la sífilis se llama sífilis primaria y usualmente ocurre entre 10 días y 3 meses después de haber ocurrido la exposición. En el hombre, la primer seña de sífilis puede ser una úlcera sobre el pene. En la mujer, la primer seña puede ser una úlcera alrededor o dentro de la vagina. Usted puede ni siquiera notar la úlcera pues las úlceras de la sífilis usualmente no duelen. Las úlceras desaparecen después de tres a seis semanas.

Si la sífilis no se trata temprano ésta se propaga de la úlcera a la sangre. Cuando la sífilis llega hasta su sangre ésta puede avanzar hasta la segunda etapa y causar muchos problemas. La seña más común es una erupción cutánea llamada "rash". Esta erupción es usualmente de color marrón rojizo y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo; incluso en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Esta erupción aparece a las 2 a 10 semanas después de que aparecen las úlceras. Otras señas de sífilis incluyen fiebre, ganglios linfáticos inflamados, dolores en el cuerpo, llagas en la boca y fatiga.

Después de recuperarse de la etapa secundaria de la sífilis la enfermedad puede avanzar hasta la etapa latente. Esta etapa no presenta síntomas pero la infección aún está presente en el cuerpo.

Después de muchos años, la gente que tiene sífilis y no recibe tratamiento puede desarrollar la cuarta etapa de la sífilis llamada sífilis terciaria. Esta etapa puede causar problemas en el cerebro y en la médula espinal. La sífilis puede dañar el corazón y otros órganos también.

Algunas personas que tienen sífilis no tienen ningún síntoma de infección. En otras personas las señas pueden ser muy leves. Incluso pueden no saber que la tienen. Pero incluso si no tienen señas o si los síntomas desaparecen por cuenta propia, todavía hay infección viva y ésta puede causar problemas de salud graves muchos años más tarde.
¿Cómo puede saber mi médico que yo tengo sífilis?
Una prueba de sangre puede determinar con seguridad si usted tiene sífilis. Algunas veces otras pruebas pueden demostrar qué tanto se ha propagado la sífilis. Por ejemplo, su médico puede querer examinarle el líquido cefalorraquídeo. Esta es una forma de ver si las bacterias que producen la sífilis se han propagado a su sistema nervioso.

¿Cómo contraje sífilis?
La sífilis casi siempre se transmite a través del contacto sexual. También puede transmitirse de una madre infectada a su bebé durante el embarazo.

La sífilis puede evitarse a veces por medio de las prácticas de sexo seguro; por ejemplo usando condones y también usando protectores dentales (hojas de látex) durante el sexo oral. Las úlceras de la sífilis tienen que cubrirse con un vendaje para impedir que la infección se propague.
¿Debo decirle a mi pareja sexual que tengo sífilis?
Sí, usted debe decirle a su pareja que usted tiene sífilis. De ese modo su pareja puede investigar si él o ella también tiene sífilis. Si no se siente cómodo diciéndole a su pareja sexual, su médico le puede ayudar. En algunos lugares el departamento de salud local puede informarle a las parejas sexuales que pueden tener sífilis y que deben hacerse una prueba. Si lo desea, su nombre puede mantenerse en secreto.
¿Cuál es el tratamiento para la sífilis?
La sífilis puede curarse con penicilina. La penicilina se administra en forma de inyección. Para la sífilis en etapa primaria usted sólo necesita una inyección. Para la sífilis en etapa secundaria usted necesitará dos inyecciones. Si usted es alérgico a la penicilina asegúrese de decirle a su médico.

Si tiene sífilis en etapa avanzada es probable que usted requiera un tratamiento más fuerte. Usted puede recibir inyecciones de penicilina todos los días durante 10 días. Esto puede hacerse en el consultorio del médico o en la clínica. Unas pocas personas tienen que ir al hospital a hacer que le pongan la penicilina a través de las venas.

Si usted está embarazada es muy importante recibir tratamiento enseguida. La sífilis puede causar defectos congénitos e incluso la muerte del feto.

¿Cómo voy a saber que me he curado de la sífilis?
Después de su tratamiento su médico le pedirá que regrese varias veces para que le hagan pruebas de sangre. Estas pruebas demostrarán si el medicamento mató todas las bacterias que causan la sífilis.

¿Cuál es la conexión entre la sífilis y el VIH?
La sífilis puede transmitirse de persona a persona durante el sexo. Si a usted contrajo sífilis también pudo haber contraído VIH o otra infección transmitida sexualmente (ETS) tal como chlamydia o gonorrea. Si usted tiene una úlcera por sífilis es más fácil que el VIH establezca una infección en su cuerpo a través de la úlcera. Si usted tiene sífilis debería hacerse pruebas para el VIH, chlamydia y gonorrea.  
Un examen simple y algunas pruebas de laboratorio pueden mostrar si usted tiene estas
infecciones. Si usted tiene el VIH y sífilis, asegúrese de que su médico sabe que tiene el VIH de modo que usted pueda recibir tratamiento adecuado y atención continuada.